1
7

Dormir poco engorda?

El insomnio y la falta de sueño nos hace engordar

Todos sabemos el valor de dormir bien, así como sentirse refrescado después de una buena noche de sueño, y lo contrario también, es decir, agotado después de una mala noche de sueño.

Varios factores juegan un papel en esta actividad, incluyendo los ritmos circadianos (caracterizados por cambios físicos, mentales y de comportamiento que ocurren en las personas en un día), hormonas como la melatonina y neurotransmisores como la dopamina. Sin embargo, aunque sabemos esto, para los individuos entre 18 y 65 años de edad, los expertos afirman que la cantidad ideal de sueño es de siete a nueve horas por noche.

Lo que pocos saben es que otros aspectos del sueño están siendo investigados y nos traen nuevas perspectivas sobre las muchas funciones del sueño. Veamos algunos de ellos.

Por qué el sueño ayuda a despejar su mente

Así que, uh… Un estudio realizado en el Centro Médico de la Universidad de Rochester (Nueva York) encontró que el sueño también puede ser un período en el que el cerebro descarta las moléculas tóxicas acumuladas a lo largo del día, es decir, una buena noche de sueño puede literalmente despejar nuestras mentes.

En estudios con ratas, los investigadores demostraron, por primera vez, que el espacio entre las células cerebrales puede aumentar durante el sueño, permitiendo así la eliminación de las toxinas acumuladas.

Dormir hace que el cuerpo y la menta se regeneren

De esta manera, cuando dormimos, una serie de tubos, como si se tratara de una cañería, que se desplazan por los vasos sanguíneos del cerebro, llamado sistema glinfático, se abren y “liberan el paso” (encogiéndose hasta un 60% del tamaño original de las células), permitiendo que el líquido cefalorraquídeo “seque” el tejido cerebral, expulsando, así, los residuos acumulados en el sistema circulatorio. Esto puede explicar por qué el cerebro usa tanta energía durante las horas de sueño como durante las horas en que estamos despiertos.

¿Nos hace ganar peso el dormir mucho?

Otra pregunta…. Debido a que el sueño modula el sistema neuroendocrino y el metabolismo de la glucosa, cuando usted no duerme adecuadamente, estos procesos vitales pueden no funcionar correctamente.

La leptina, por ejemplo, una hormona capaz de controlar la sensación de saciedad, es secretada durante el sueño. Las personas que permanecen despiertas por períodos más largos de lo recomendado producen cantidades más pequeñas de leptina. Así, la consecuencia del sueño bajo induce al cuerpo a ingerir mayores cantidades de carbohidratos, por ejemplo, produciendo aumento de peso. Es importante dormir bien y el tiempo suficiente, sobre todo si estás siguiendo cualquier tipo de dieta para bajar de peso.

La falta de sueño causa obesidad infantil

Un estudio publicado en la revista Pediatrics señala que cuanto menos duerme un niño en la primera infancia (los primeros cinco años de vida), mayor es su riesgo de desarrollar obesidad a partir de los siete años.

Los estudios epidemiológicos indican que, en las sociedades modernas, los niños (y los adultos) pasan menos tiempo durmiendo que nuestros abuelos hace sólo unas décadas, lo que probablemente contribuyen a la epidemia de obesidad que vemos en muchos países.

Abuso de pantallas y dispositivos móviles

No sólo la falta de sueño, la calidad del mismo también provocan alteraciones en nuestro sistema endocrino.