2
4

Lipolaser

La lipoláser o lipólisis láser es un tratamiento estético mínimamente invasivo que busca mejorar la apariencia mediante la eliminación de pequeños excesos de grasa con la utilización de un láser. La grasa es expulsada de manera natural, sin la menor complicación orgánica.

Este tratamiento es realizado por un cirujano plástico, y requiere de anestesia local, suministrada por el profesional indicado.

Su fin principal es dar como resultado una mejor imagen al cuerpo sin que este tenga que ser sometido a métodos más traumáticos como las cirugías.

Beneficios del lipolaser

Los beneficios que ofrece la lipólisis láser son varios, empezando por la utilización de anestesia local, lo que permite que el paciente esté despierto y alerta a cualquier tipo de situación. Asimismo, es ambulatorio, es decir, no requiere de hospitalización ni de cuidados médicos. Se reduce en gran medida la presencia de hematomas y moretones. Además el riesgo de infección se minimiza gracias a la intervención de la lidocaína suministrada con la anestesia.

Es un procedimiento prácticamente indoloro en comparación con otros que buscan mejorar la estética del cuerpo. Sus costos también son inferiores. La recuperación es mucho más rápida y tratada con medicamentos pocos costosos como Ibuprofeno y Tylenol. De igual manera, es ambulatoria, lo que implica una mayor brevedad a la hora de retomar las labores cotidianas.

Otro de los múltiples beneficios es que requiere de incisiones casi que microscópicas, por lo que la cicatrización no es algo que deba preocupar al paciente, ya que esta, en un lapso de doce meses aproximadamente, será prácticamente invisible.

¿Para quiénes está hecha la lipólisis láser?

La lipólisis está hecha para cualquier tipo de persona que necesite deshacerse de los bulticos de grasa que nunca dejan de ser molestos. Aunque su principal motivo de consulta es por las protuberancias grasosas en el abdomen, se puede practicar en cualquier otra parte del cuerpo, como en la papada, en los pómulos, en los glúteos, y en cualquier otro lugar donde la grasa resulta estar de más. Es muy importante tener en cuenta que la lipólisis láser está diseñada especialmente para eliminar los excesos pequeños de grasa corporal. No obstante, su realización puede ser complementaria a otro tipo de procedimientos de mayor complejidad, como una cirugía de liposucción o abdominoplastia, entre otros que puedan servir de ejemplo.

La lipólisis láser es un tratamiento que no discrimina, y está hecha para todo tipo de persona que se preocupe por su apariencia y por su estado de salud. Aunque en inicio es fácil suponer que las mujeres son las que más acuden a este tipo de procedimientos, no podemos dejar atrás a aquellos hombres que se preocupan por su bienestar, y que cuentan con una vanidad que no los hace menos varoniles, pero sí más atractivos. Conscientes de esto, hombres y mujeres, que tengan como propósito mejorar la estética de su figura, pueden someterse al tratamiento.

No se recomienda para personas menores de edad, puesto que el cuerpo aún tiende a tener cambios físicos, que se pueden ver alterados en el futuro.

Procedimiento del lipolaser

El profesional, en compañía de un equipo especializado, entre los que se encuentra un médico anestesiólogo, procederá con la introducción de una cánula en el área que se va a modificar. Las incisiones son casi microscópicas y de rápida cicatrización. Está cánula, con ayuda de la tecnología láser, eliminará de manera poco traumática esos excesos de grasa corporal. El resultado será un cuerpo bello en pocas secciones, y la expulsión de la grasa quemada, será hecha de manera natural por el organismo del paciente.

Recuperación

La recuperación se obtendrá en poco tiempo. Depende mucho del cuidado del paciente y que siga juiciosamente las recomendaciones del médico especialista. Recordemos que la lipólisis láser es un procedimiento 100% ambulatorio; después de realizado, podrá dedicarse a sus quehaceres diarios sin dificultad alguna.

Riesgos de la lipolisis láser

Por ser un procedimiento sencillo y rápido, las secuelas y posibles riesgos se presentan en mínimas proporciones. Lo indicado es asesorarse bien, pues sólo el especialista sabrá recomendar qué es lo mejor para determinada persona y prevenirlo de las complicaciones que puede presentarse de acuerdo al caso concreto. No obstante, se pueden enumerar algunos riegos. Estos pueden ser moretones, acumulación de líquidos debajo de la piel, o posibles infecciones si no se tiene el cuidado suficiente. Los riesgos en realidad son mínimos, si se tienen en cuenta los beneficios del tratamiento.

La importancia de usar faja luego de una lipólisis láser

Las fajas son una de las prendas más indispensables luego de una intervención quirúrgica para extraer grasa. Luego de estos procedimientos es importante utilizar una faja de contención constantemente y solo deber ser retirada por autorización del cirujano plástico.

Generalmente la faja de contención se retira de nuestro cuerpo 3 o 5 días después de la lipólisis laser o liposucción tradicional, su retiro solo se realiza con el fin de que el cirujano revise y haga un seguimiento de los resultados de la cirugía, percatándose del estado del tejido.

Normalmente se debe usar la faja durante 4 semanas, las 3 primeras semanas se usa la faja sin interrupción, las 24 horas del día, la última semana se utiliza únicamente en las noches, en algunos casos y dependiendo el proceso de recuperación, la faja se debe quitar solo para aseo y tiempo de año, así como para sesiones de tratamiento pos cirugía.

Beneficios de la faja

  • Permite que se adhiera la piel con tejidos subyacentes, cerrando y cicatrizando los huecos formados por la cánula en caso de liposucción tradicional, en la lipólisis láser no es necesario.
  • Disminuye los dolores post operatorios
  • Moldea las piernas y cadera para realzar el resultado estético si se extrajo grasa de estas zonas
  • Preveniente la formación de ceromas (acumulación de líquido en espacios anatómicos).
  • La faja se puede sustituir por vendas o medias de compresión dependiendo de la evolución y características de la intervención. Claro, los vendajes deben ser realizados por un fisioterapeuta.
  • La única manera que existe para no usar faja luego de cirugías, es que la intervención haya sido en una zona pequeña y de poca grasa.
  • La faja se debe poner de manera correcta, sin formar ni un pliegue, tu cirujano debe enseñarte a poner la faja.


Ya sabes, si te vas a someter a una lipólisis láser o a una liposucción tradicional, no olvides fajarte con disciplina y esperar óptimos resultados.

La importancia del agua luego de una lipólisis láser

Cuando te sometes a una lipólisis láser es importante que consumas bastante líquido, en especial agua, porque el agua limpia, repara y mantiene a tu cuerpo con un nivel de grasa controlado.

Si te acabas de hacer una cirugía para perder grasa, lo más coherente es que cuides los resultados que obtuviste y los mantengas. El agua es la única bebida natural que puedes consumir sin que te traiga problemas digestivos, ni aumentos de colesterol, ni sube el nivel de calorías.

El agua ayuda a generar sensación de llenura por si tu problema es de hambre constante y terminas consumiendo más harinas y grasas que no te ayudarán a mantener la lipólisis ni cuidarán tus tejidos adiposos, con el agua podrás combatir este problema.

Según algunos médicos, es aconsejable que luego de una liposucción con láser o tradicional se consuma fruta en compañía de agua, la fruta también ayuda a alimentar y llenar el cuerpo, no obstante, es importante tener en cuenta que tampoco se deben dejar de lado las calorías completamente, puesto que estas ayudan a generar energía y modelar la temperatura de nuestro organismo, lo cual, después de una cirugía es muy importante. Consume calorías moderadamente, en un porcentaje pertinente.

Varias personas sienten pereza de consumir agua, lo que no saben o saben y no le hayan la importancia, es que este líquido ayuda a prevenir problemas en los riñones y minimiza la retención de líquidos. Por otro lado, también limpia tu piel y previene los problemas de acné.

En definitiva el agua no es solo un líquido para tener en cuenta después de operaciones de reducción de peso y reducción de grasa, el agua es vital y sirve para hacer de tus días uno días saludables.

¿Es aconsejable viajar luego de una lipólisis láser?

Es habitual que las personas luego de realizarse una lipólisis láser, deseen continuar con su vida normal, entre esa normalidad se encuentra el querer viajar y disfrutar en familia o con los seres queridos, saliendo de la monotonía. Sin embargo, hay que tener en cuenta que luego de una intervención de lipólisis láser no es aconsejable hacerlo inmediatamente. A continuación te contaremos por qué no es recomendable.

Recomendaciones

Aunque viajar es una experiencia maravillosa, puede generar estrés por diversos factores y aparece con mayor fuerza luego de cualquier cirugía estética con láser. El viajar por tierra es muy peligroso en cuanto a comodidad, los viajes por tierra pueden producir demasiado movimiento corporal por el mal estado de las vías y demás factores. Los movimientos bruscos alteran el cuerpo y generan dolores que no te ayudan a tener una tranquila y exitosa recuperación.

Tampoco es recomendable viajar en avión, la posición de las sillas no es cómoda y luego de una lipólisis lo que necesitas es reposo absoluto. Los viajes en avión pueden aumentar el riesgo de coagulación de sangre, tu médico tiene la autorización de suspenderte viajes en avión o por cualquier medio de 3 a 10 días.

Los dolores, inflamación o cicatrización que tu cuerpo presente por malos cuidados, sanarán muy lentamente, pueden llegar a tardar entre 3 a 6 meses. El exponerse al sol tampoco es aconsejable, esta es otra razón para no emprender viajes.

Si se acaba de realizar una intervención como la lipólisis láser, tenga en cuenta los consejos que acabó de leer y evite contratiempos y malestares. Si por el contrario piensa viajar y no se ha hecho el procedimiento pero lo tiene planeado, lo recomendable es que viaje y disfrute antes de someterse a la cirugía, de esta manera asegurará el resultado estético que esperaba.

Estudios médicos del lipoláser